Trucos para controlar la ansiedad

Cuando sentimos ansiedad, nuestro organismo puede responder de distintas maneras. Una de ellas es comer en exceso o elegir alimentos poco recomendables como dulces, helados, bollería, chocolate, grasas, etc.

Antes de nada, lo ideal sería pararnos a pensar y buscar la causa de esa ansiedad, para poder atajar el problema y evitar que afloren esos sentimientos de preocupación que nos conducen a comportamientos indeseados. Si tenemos localizada la causa del problema, es mucho más fácil luchar contra él.

El ejercicio físico puede ser un gran aliado en casos de ansiedad, ya que nos ayudará a liberar tensiones, a estar mucho más relajados, tranquilos y a dormir mejor al final del día gracias a las endorfinas generadas.

La alimentación es un factor que también nos puede ayudar mucho en el control de la ansiedad. Comer alimentos que requieran masticar mucho (como zanahoria o apio crudo, pepinillos, frutos secos, avena, etc.) calmarán la ansiedad y ayudarán a saciarnos antes que aquellos que no requieran casi masticación o sean en forma de bebida (helados, batidos, bollería, sándwiches, golosinas, etc).

A su vez, existen ciertas sustancias presentes en determinados alimentos que nos pueden ayudar a mantener a raya la temida ansiedad, ya que estimulan la liberación de serotonina y la dopamina, actúan como relajantes o mantienen en buen estado nuestro intestino:

  • MAGNESIO: actúa como relajante muscular, puede ser muy útil en casos de nerviosismo o insomnio. Ojo si eres sensible, pues puede producir alguna molestia gastrointestinal hasta que te acostumbres a él. Si prefieres tomarlo dentro de alimentos (mucho más recomendable) aquí tienes algunos ricos en este mineral: semillas de sésamo, almendras, maíz, judías blancas, avena, quinoa o piñones.

  • ZINC: Alimentos con alto contenido en zinc, como pueden ser las ostras, los anacardos, cacahuetes, cacao, pipas de calabaza o germen de trigo.

  • Probióticos: como el chucrut, los encurtidos o el kéfir.

  • Antioxidantes: judías negras, las frutas, frutos del bosque como arándanos, fresas o moras, las verduras y especias como la cúrcuma, la canela o el jengibre.

Si quieres leer más artículos como este, suscríbete gratis a nuestra newsletter aquí.

Fotos de https://pixabay.com

Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
  • Instagram Social Icon
  • Facebook Social Icon
Formulario de contacto