5 consejos para dormir mejor

Un descanso adecuado es fundamental a la hora de rendir adecuadamente en nuestras actividades físicas e intelectuales. El sueño y la reparación neuronal que se produce durante las horas que dormimos, te ayudará a mejorar la memoria a largo plazo. Se sabe que un descanso de calidad puede ayudar a mantener un peso saludable, ya que las hormonas encargadas de la saciedad y la estimulación del apetito funcionarán de forma más eficiente. Por todo ello te animo a que leas estos sencillos consejos y los pongas en práctica. En poco tiempo notarás los beneficios que un sueño reparador te proporcionará.


Reduce la cafeína: hay personas más sensibles que otras a los efectos de la cafeína. Aún así, lo recomendable es que dejemos de ingerirla a partir de las 12:00 am, ya que su efecto puede durar hasta 10 horas en el organismo. No sólo el café contiene cafeína, las bebidas energéticas, los tés (en especial el negro), o el cacao también son fuentes de esta sustancia.


Cena pronto: entre 2 y 4 horas antes de irte a dormir. La explicación es sencilla. Mientras hacemos la digestión, la temperatura corporal aumenta medio grado C de media. En contraposición, al dormir la temperatura corporal baja medio grado. Los picos de melatonina, la hormona encargada de propiciar el sueño profundo, se segrega por la noche y tiene su pico máximo sobre las 2:00 am. Debemos estar durmiendo y con la digestión completamente hecha para entonces.


Cuida la luz: la luz azul envía señales al cerebro de que es de día y debe mantenerse despierto. Las pantallas que emiten este tipo de luz o las luces fluorescentes pueden engañar al cerebro enviando señales que no corresponden con la hora del día. Intenta reducir la intensidad de las luces dos horas antes de dormir y emplea bombillas que proporcionen luz cálida en lugar de fría. Evita las luces artificiales que perturben la oscuridad de la habitación como pilotos de aparatos eléctricos, pantallas encendidas, luces encendidas, etc.



Habitación fresca: no se trata de que pases de frío, porque esto tampoco favorecería el descanso. Una temperatura de 21 grados parece ser la más adecuada. Prueba con distintos grosores de mantas o colchas hasta dar con la combinación con la que no pases frío ni calor.


Reduce los ruidos: si en tu habitación hay ruidos que te impiden dormir de forma continuada y te despiertas en varias ocasiones, puedes recurrir a tapones de oídos. Otra solución es recurrir a una fuente de ruido blanco. Existen aplicaciones para el móvil, despertadores o puedes reproducirlo en un altavoz. Este ruido tapará el otro permiteindo que tu cerebro lo olvide y pueda descansar.



Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
  • Instagram Social Icon
  • Facebook Social Icon
Formulario de contacto