Infusiones sin teína

Las infusiones pueden ser nuestras grandes aliadas a la hora de calmar ansiedad y nervios. Existen multitud de tipos de infusiones: con teína, sin teína, relajantes, estimulantes, con aromas frescos, dulces, con frutas… Todo un mundo de sabores. No nos quedemos en el típico poleo-menta y la manzanilla del bar, y descubramos la gran variedad que exisite a nuestro alcance.

Cuando no sabemos que tomar entre horas, preparar una infusión puede salvarnos de caer en otro tipo de productos o bebidas menos recomendables. Te aconsejo que compres tres o cuatro tipos de infusiones y así puedas elegir la que más te apetezca en un momento determinado del día.

VARIEDADES DE INFUSIONES:

Podemos elegir entre infusiones con teína o sin teína. De tipos de té… podríamos hablar durante horas. Pero en este caso nos centraremos en infusiones sin teína.

La gama de infusiones sin teína más habituales serían:

Menta: su sabor fresco y sus propiedades digestivas la convierten en una buena forma de acabar una comida. Nos dejará un gusto muy agradable en boca, y sus propiedades antisépticos, limpiarán nuestras encías. Aunque no debemos descuidar un buen cepillado tras la comida.

Rooibos: se trata de una raíz de origen africano. No contiene teína, por lo que se puede tomar a cualquier hora del día, incluida la noche. Suelen acompañarla de otros ingredientes para suavizar su intenso sabor.

Vainilla: los toques de vainilla son suaves y dulces al paladar. Sus compuestos volátiles se desprenden con el calor y nos ayudan a relajarnos. Puedes optar por este tipo de infusiones cuando estés nervioso o antes de dormir.

Frutas: de frutos rojos, manzana con canela. Son sabores frescos y agradables, que suelen ser estimulantes. Una buena elección para media tarde o media mañana.

Jengibre: el jengibre es una raíz con toques frescos y estimulantes.

Relajantes: con plantas con melisa, tila, azahar. Este tipo de hierbas nos ayudan a relajarnos y poder dormir de forma más reparadora. El momento perfecto sería antes de ir a dormir, como 40-50 minutos antes, podemos preparar una pequeña taza de este tipo de hierbas.

Canela: la canela posee propiedades digestivas y regula la glucemia en sangre, Por ello, es una buena opción para después de las comidas o como acompañante de un capricho dulce. Así no sumaremos más calorías extras.

Anís, hinojo, tomillo: este tipo de hierbas te ayudarán en digestiones con exceso de gases. Si vas a comer lentejas, por ejemplo, puedes adelantarte al posible efecto de estas legumbres, y toma una infusión de anís estrellado en el postre. Notarás la diferencia créeme.

Ya sabes, elige unas cuantas y tenlas a mano. Son unos buenos comodines sanos y deliciosos.

Si te ha gustado este artículo y quieres estar al día en temas de nutrición, suscríbete a nuestra lista de correo o síguenos en nuestras RRSS.

Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
  • Instagram Social Icon
  • Facebook Social Icon
Formulario de contacto