Alimentos con más azúcar

Hace unos días impartí un taller de lectura de etiquetado nutricional en el que trataba de explicar a los asistentes como la industria abusa de determinados aditivos como la sal, el azúcar, el potenciador del sabor, aromas artificiales, colorantes, grasas de mala calidad, secuestrantes, etc, etc. Muchas de estas sustancias están íntimamente relacionadas con las enfermedades más comunes en nuestra sociedad: diabetes, hipertensión, obesidad o varios tipos de cáncer entre otras. Si compramos alimentos frescos, podremos controlar la cantidad que añadimos, pero si lo dejamos en manos de otros, probablemente acabaremos consumiendo una cantidad desmesurada de dichas sustancias.

Para que tengamos una referencia, la OMS aconseja que el máximo de azúcar añadido en una dieta saludable no debe superar los 25 gr diarios. Puedes echar un vistazo a esta campaña realizada por VSF al respecto. A simple vista, parece sencillo. Pero cuando empezamos a analizar la cantidad de azúcar que añaden a la mayoría de productos envasados, se convierte en una misión casi imposible. De ahí la recomendación anterior de reducir al máximo todos los productos procesados y precocinados, pues muchos son sospechosos habituales.

¿Dónde hay más azúcar?

Evidentemente, en toda la bollería industrial, galletas, zumos envasados, bebidas azucaradas, refrescos isotónicos (de esos que parecen tan sanos), yogures azucarados, postres lácteos, chocolates, cacaos solubles azucarados, cremas dulces para untar, leches condensadas, batidos, bebidas energéticas, yogures líquidos para beber, gominolas y chucherías, tónica, caramelos… y podríamos seguir. Creo que el concepto queda claro.

¿Y en salados también?

Pero, además de en estas bombas dulces, en muchos productos que pueden parecer salados, o que acompañan alimentos salados, se esconden cantidades ingentes de azúcares. La industria alimentaria los emplea por varias razones: es un buen conservante, evita que crezcan microorganismos, aporta texturas atractivas, dan un sabor adictivo a sus productos.

La lista de alimentos salados con azúcar es igual de grande que la anterior. Podemos resumirlos en:

Tomate frito, pan tostado, comida basura (cadenas rápidas), pan de molde, lasañas precocinadas, fuet, salsas comerciales (césar, ketchup, mayonesas), embutidos “tipo york”, cacahuetes salados con miel, sopas de sobre, caldos...

Nutriconsejo: Antes de comprar un producto, dale la vuelta, mira la etiqueta, y comprueba qué cantidad de azúcar tiene el producto.

Espero que te haya servido este artículo. Si quieres estar al día en temas de nutrición y deporte, suscríbete a nuestra Newsletter y te mantendremos informado.

Imágenes: Pixabay

Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
  • Instagram Social Icon
  • Facebook Social Icon
Formulario de contacto