Granada, una buena fuente de antioxidantes

Cuando vamos a la frutería, solemos elegir aquellos productos a los que estamos acostumbrados, las frutas más cómodas de tomar, de pelar y de transportar. Y, pese a estar en España, en ocasiones elegimos frutas tropicales muy lejanas de nuestra tierra, por sus mágicas cualidades, porque están de moda o por su sabor. Me refiero a escoger frutas como el coco tropical o el kiwi de Nueva Zelanda (dejemos ahí el origen, todos sabemos a qué marca me refiero) en vez de elegir kiwi gallego, piña andaluza o naranjas valencianas.

Una de las grandes desconocidas en los hogares españoles es la granada. Hace unos días hablaban en la tele de ella, y me he decidido a hacer este post para fomentar el consumo de esta fruta excepcional, con un sabor muy agradable y múltiples propiedades beneficiosas para nuestra salud. Y, además de todo esto, es de origen español, por lo que su impacto medio ambiental será menor que otro tipo de productos más lejanos.

¿Qué me aporta la granada?

Esta fruta es una de las más ricas en antioxidantes que conocemos. Estas sustancias nos ayudarán a evitar y mejorar la inflamación, el estado de nuestra piel, y mejoran nuestro sistema inmune.

Rica en vitamina C importante para nuestro organismo en la buena salud de los tejidos, generación de cartílagos, recuperación celular, buen estado del sistema nervioso y aumenta la absorción del Hierro.

Su alto contenido en fibra la convierte en una gran aliada en la reducción de colesterol.

Las semillas de la granada contiene, además, una pequeña cantidad de ácidos grasos insaturados, beneficiosos para la salud de nuestro corazón.

¿Cómo pelo la granada?

Parece más complicado de lo que es en realidad. Os dejo este vídeo explicativo, que una imagen vale más que mil palabras.

¿Puedo hacer zumo de granada en casa?

Sí. Es facilísimo. Con un exprimidor de naranjas y de forma rápida, puedes hacer tu propio zumo de granada en casa. Ten encuentra que al hacer zumo, perderemos parte de los beneficios arriba mencionados, y que los azúcares se absorberán más rápidamente que si ingerimos la granada entera. Pero es una alternativa para poder aumentar el consumo de esta exquisita e incomprendida fruta. Y si estás en un momento de reposición de hidratos de carbono tras una sesión de ejercicio, puede ser una buena alternativa.

Así que, ya sabéis, el próximo día que veáis granada en el súper ¡compradla!

Espero que te haya servido este artículo. Si quieres estar al día en temas de nutrición y deporte, suscríbete a nuestra Newsletter y te mantendremos informado.

Imagen: https://pixabay.com/es/

Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
  • Instagram Social Icon
  • Facebook Social Icon
Formulario de contacto