6 consejos para no abandonar el gimnasio

Ya está, decidiste tomar las riendas después de las vacaciones y te has puesto en marcha. Los primeros días son duros, dicen que para que una actividad se convierta en hábito tienen que pasar 14 días. Ese pensamiento ayuda a vencer la pereza. Pero ¿qué pasará cuando el termómetro caiga en picado? ¿Y cuando el día haya sido duro en el trabajo? ¿Y cuando te impacientes porque no llegan los resultados? Te damos 6 consejos para que lo que acabas de empezar se convierta en un estilo de vida.


1. Fija un objetivo principal: Esa será tu meta. Ahora fija objetivos a medio plazo y ve cubriéndolos. Han de ser objetivos reales, alcanzables, lógicos. Si te estás iniciando en el triatlón no pretendas debutar en un Ironman.


2. Reúne los medios para alcanzarlos: Contactar con un Entrenador Personal que te ayude y motive en estos primeros pasos fijando un programa que cumplir adaptado a ti es una buena decisión. Hazte con el material necesario, organiza tu agenda para compatibilizar los entrenamientos con el resto de tareas diarias.


3. Busca motivación para no fallar : Únete a un club de corredores, entra en un box de Crossfit, engancha a algún amigo, entrena con música, visualiza vídeos de tu deporte favorito, registra tus entrenos en apps como Strava, Runtastic, Garmin Connect... Despertar tu lado competitivo tiene propiedades mágicas a la hora de adherirte a un plan de entrenamiento.


4. Se constante: Progresar y mejorar son consecuencias de la adaptación de tu cuerpo a las exigencias del entrenamiento. Está claro que algún día puedes fallar pero si por norma te tomas días “festivos” nunca llegará esa adaptación. Te quedarás en el primer escalón.


5. Se flexible: No somos robots, tenemos familia, amigos, novi@ y además, la mayoría no somos profesionales. A veces los compromisos pueden alterar el plan inicial. No te agobies, piensa en global ¿qué puede significar saltarte un día dentro de un plan de 9 meses? Importantísimo, escucha a tu cuerpo, adapta el entrenamiento a tus sensaciones, para si es necesario y visita a un fisioterapeuta. Preferirás 2 o 3 días extra de descanso antes que un parón de 15 días.


6. Disfruta del proceso: Se paciente, compara tus registros, el peso que levantas, tu peso, observa cómo cambia tu cuerpo, etc. Compara dónde estabas hace pocos meses y dónde estás ahora. No tengas prisa, no te saltes pasos. Disfruta porque todo es fruto de tu esfuerzo.



Si quieres leer más artículos de este tipo, ¡síguenos en nuestras redes sociales!

Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
  • Instagram Social Icon
  • Facebook Social Icon
Formulario de contacto